Blogia
enquepodemosayudarle

Cuestion de cuernos

Hay días que me encanta mi trabajo… Tengo llamadas tan subreales que me dan ganas de levantarme, soltar el casco y buscar la cámara de la me están grabando para gastarme una broma.

 

Hoy recibo la llamada de una señora que me pide le digamos quien es la titular del número que aparecía reiteradamente en sus últimas facturas, me decía que tenía llamadas larguísimas de hasta una hora y media; Yo le explique a la señora que no tenía esa información y que por política de seguridad ningún departamento le iba a dar esa información. La señora empezó a angustiarse y a decirme que ella había llamado y se lo había cogido una jovencita que con voz muy nerviosa le decía que “no sabia nada” y le acababa colgando; me explico que en su casa sólo vive ella y su marido, obviamente ella no es la que hace esas llamadas, la posibilidad de que hubiera un cruce de línea no la concebía, y le sumamos que lleva meses sospechando de su marido la señora achaca que es la amante del marido, cada vez que le preguntaba el se ponía igual de nervioso que la señorita del teléfono, así que lo tenía claro… tenía más cuernos que el padre de Bambi.

 

Le volví a explicar a la señora que sintiéndolo mucho me era imposible darle esa información, a lo que la señora me respondió entre sollozos que dependía su matrimonio de mí, que necesitaba esa información, aquí es cuando más lo flipe, que no soy yo la que le pone los pitones… pero bueno, finalmente la señora entendió que no la podía ayudar… y yo me di cuenta que si me despiden estoy preparada para ir a currar al teléfono de la esperanza.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres