Blogia
enquepodemosayudarle

La gente realmente es… increíble


Primera llamada del día, una señora que me jura y perjura que en su contrato ponía router wi-fi y le han enviado uno de un solo puerto. Imposible porque jamás se regala un wi-fi, orange te cobra el módico precio de 59,90 (más IVA, claro) aun así le miro su contrato y pone router de un puerto (cosa que ya sabía) le indico a la señora que por favor revise su contrato conmigo y verá que donde pone producto pone router de un puerto, la señora comprueba que efectivamente su contrato pone router de un puerto, y empieza a insultarme!!! Señora usted se cree que soy yo la dueña de orange? Si yo soy una manda! En fin… cada loco con su tema.

Luego me llama otra chica y me dice que quiere configurar su conexión wi-fi, le paso política de seguridad y me dice que no tiene ningún dato de su vecina… le pregunto si es que llama en nombre de su vecina que cuando tenga los datos nos llame de nuevo, a lo que me responde la chica… es que no me hablo con ella, vera señora es que yo cojo su conexión a través de wi-fi y quiero que me ayude a configurar la conexión wi-fi de mi ordenador que se me ha ido… (En ese momento me caigo con la cabeza hacia el suelo, como los dibujitos…)

He tenido la primera llamada se buen rollo, y era de un sevillano… (no es por tirar para la tierra pero Andalucía occidental siempre tira más para el buen rollo) el hombre no tenia Internet pero a el le daba igual, porque el lo que quería era hablar un rato con una chica porque decía estaba harto de hablar con maquinas, el nombre me lo cambio un poco, e incluso me hizo seguirle un poco la corriente con el buen rollo que casi me penalizan por salirme de mi rol… y al final al buen hombre se le colgo el telefono


Y la última, que no por ello menos importante… la llamada extraña un chico desde un número oculto que debió pensar que le saldría más barato llamarnos a nosotros que al party line, el chico empezó a hacer preguntas y a la vez que le respondía el chico iba jadeando cada vez de manera más sospechosa, ahí ya empecé a mosquearme, el cliente seguía en las mismas, hasta que me dijo “un momento” con un hilo de voz súper sospechoso y al rato colgó, si vierais mi cara de poker… no sabía si reírme, llorar, llamar al coordinador, contarlo por megafonía o que… os creeréis que es broma, pero me quedé lo menos 15 minutos pensando porque cojones me tocan a mi esas llamadas con la de gente que somos!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres